Juan Carlos Escámez, masajista de un campeón del mundo

imagen: Justin Setterfield

imagen: Justin Setterfield

Se podría decir que tiene las manos que cuidan las piernas del actual campeón del mundo de ciclismo en ruta. Hablamos del noveldense Juan Carlos Escámez Peiró, ex ciclista y actual quiromasajista del ciclista Alejandro Valverde que el pasado domingo 30 de septiembre en Innsbruck, a sus treinta y ocho años de edad, se enfundaba el maillot arcoiris al vencer en el campeonato del mundo de ciclismo en ruta.

La bicicleta unió a Valverde y Escámez desde hace prácticamente una decada. El noveldense tuvo que colgar la bici con veintiocho años de edad después de perseguir y no encontrar un hueco en el ciclismo profesional. Hasta ese momento, corrió durante ocho temporadas defendiendo los colores del Kelme Costa Blanca y de la Comunidad Valenciana. Como él mismo reconoce ahora con treinta y siete años, “al menos sí tuve la suerte de encontrar un equipo para seguir estando en el ciclismo” aunque no fuese compitiendo pero sí cuidando las piernas de los corredores. Desde hace siete años, pertenece al staff del equipo Movistar.

De su relación con Valverde, el noveldense confiesa que “siempre hemos tenido una sincronización perfecta y eso hace que viva cada triunfo suyo como si fuese propio”. Las imágenes de ambos abrazados en línea de meta, enfundados con el maillot de la selección española, así lo corroboran. Pero esa relación va más allá de los pedales como se pudo ver en Novelda cuando Escámez contrajo matrimonio. Valverde se desplazó hasta nuestro municipio para no perderse aquel día tan importante en la vida de su amigo y compañero. De hecho se podría decir que incluso le robó protagonismo al novio, ya que los invitados posaban en las fotografías tanto con Escámez como con Valverde.

Pulsa el siguiente enlace para escuchar cómo ha vivido Juan Carlos Escámez este campeonato del mundo en una entrevista concedida a EMISORA MUNICIPAL NOVELDA RADIO:

 

Galería de imágenes

Pulsa en el siguiente enlace para ver el efusivo abrazo entre Escámez y Valverde tras este gran triunfo: